Una nueva versión del troyano Zeus está llegando a Brasil para robar los datos bancarios de los miles de asistentes a los Juegos Olí­mpicos de Rí­o 2016.

Los Juegos Olí­mpicos de Rí­o de Janeiro 2016 ya han comenzado con algunas pruebas deportivas, aunque la ceremonia inaugural se celebrará este sábado, de madrugada en España. Sin embargo, hace ya semanas que los JJOO están en boca de todos, pero no precisamente por la calidad de los atletas que en ellos van a competir. Problemas de última hora, como el agua contaminada o las malas condiciones de la Villa Olí­mpica, han provocado que todo el planeta mire con recelo a esta cita olí­mpica.

En el ámbito tecnológico, la organización de Rí­o 2016 ya ha probado sus sistemas contra todo tipo de amenazas e incidentes. Pero, desgraciadamente, el resto de sistemas, conexiones y servicios digitales de Brasil no son todo lo seguros que nos gustarí­a. Así­, IBM X-Force acaba de descubrir que el troyano bancario Zeus Panda (descubierto en febrero de este mismo año) está llegando con fuerza a Brasil para sacar provecho de los inminentes Juegos Olí­mpicos.

La alta afluencia de visitantes que se espera en los Juegos Olí­mpicos de Rí­o de Janeiro ha provocado una explosión de esta variante del clásico Zeus. Se trata de un troyano capaz de obtener datos del inicio de sesión de los principales bancos online, los portales de pago, servicios de transacciones financieras o de intercambios de ‘bitcoin’.

En todos estos escenarios, el objetivo de Zeus Panda es robar los datos de acceso del usuario en este tipo de plataformas bancarias para poder ejecutar todo tipo de operaciones sin el consentimiento del legí­timo propietario o revender esta información a terceros.

La nueva edición es, además, resistente a los sistemas de detección y respuesta habituales que emplean este tipo de entidades en Brasil y los propios consumidores. Según recoge Techcrunch, Zeus Panda se propaga principalmente a través de documentos de Word con el código incrustado para activar el malware, aunque también puede difundirse por medio de otros vectores, como los juegos online.

 

 

Leave a Reply